Advienes

Busco páginas en blanco
para escribirte, para amarte
te escribo por amor y te amo escribiéndote,
Señor
Ya vienes! Y vienes denuevo
vienes a darnos vuelta
desde dentro, desde el corazón del mundo
desde la médula de los empobrecidos
Vienes!
Vienes a buscarnos y vienes a quedarte
Vienes a decirnos que dejemos de lado las páginas blancas
que nos transformemos en pesebres vivos
que nos olvidemos de ese mezquino deseo de pisotear al vecino
que no nos olvidemos del otro, de la otra, del forastero
Ven, ven a nuestros hogares
a nuestros castillos
a nuestros dicasterios y ministerios
Vuelve a destruir los recantos herodianos
Vuelve al Belén de aquí del Sur
Al Belén amante al Belén sufrido
Ven a nuestra América india América negra
América Latina tierra de gritos y ferias
de riñas y fiestas de asados y encuentros
de cantos y errores
nuestra América tan llena de sueños y utopías
tan lejana de esa ortodoxia alemana
de esos perfectivismos nórdicos                                                       Visita nuestras miserias nuestras fisuras nuestros escondites

Visita-nos
Ven y vienes Bendito extranjero, Dios escondido
Cristo otro que en tu otredad te amemos
y vayamos a buscar esa página en blanco en donde TU
antes que todos nos has escrito un beso.

Pampas de Reque, principal botadero de basura de la ciudad de Chiclayo.
Reque’s explanade. Main garbage dump in Chiclayo city.
FOTO Antonio Escalante
Anuncios

Canto de Adviento

                                                                         Del profeta

Ya se acerca ya
El Inesperado de la Historia
Aquel que trae la promesa que la anuncia que la vive que la entrega
Levántense las naciones aplastadas
Y los pueblos humillados
Carguen nuevamente sonrientes sus gavillas de abrazos
Sus tertulias gloriosas de ritmos libertarios
Miren sin vergüenza a los que antaño los pisotearon sin respeto
A ud se le dirá señor Trump
A ud se le mostrará mister Kim Jong Un
Y a ud también dueño del papel
A ud tirano a ud idólatra a ud indiferente
A ud que maquinó guerras y engaños
A ud que violó las tierras del Wallmapu
Y las humanas esperanzas árabes
Miren y arrepiéntanse que ahora se puede
Que aún se espera
Porque el que Viene es amoroso
Y misericordioso
Ante todo mira con ternura y dialoga con compasión
No persistan es su egoísmo tan lleno de siglas
Así mismo señor CONAF
Señora ONU descarada
Amigo FMI y su BM
Tío SENAME tía puntoGOB
Hermana FIFA y todas las especulaciones financieras sinsentido
Sinleguaje sincorazón
Canten en gozo! Estallen de júbilo!
Bosques talados y mares contaminados
Glaciares hundidos y la Africa olvidada y manipulada.
A ustedes viene el Inesperado
Un mensaje otro les trae el Amante
El abrazador de árboles
El Antirey humillado
Cuánta alegría en el mundo!

Cuánta maravilla en las cocinas de la Amerindia y los povoados del Sur!
Ya no hay más que esperar
El final es el inicio
Y lo que se escribió al comienzo aparece en la conclusión inconclusa
Bendita incompletud que se abre
Al que nada le falta
Y ahí estamos nosotros los soñadores
Los que no nos rendimos ante la adulta sensatez del columnista
Delante de la falsa lucidez del Nuncio
Frente a la oscura intención del político exguerrillero
Es el Adviento de la Carne
El Evento de la criatura libre que pide permiso perdón y agradecido se dona a las lágrimas del trans
Del forastero
Del preso insistente
Del temeroso que huye y huye y huye
Huidizos y huidizas
A levantar cabeza que hoy nadie muere
A reencontrar la niña de los asombros
Y organizar como un cuento nuevo
Los escombros del neoliberalismo capital
Los muros de la democracia manoseada
Los barrancos del Estado militar
Las heridas del abuso

La Luz ha llegado

Los silencios cómplices empapados de sed de poder de status de vanagloria
Ya no tienen lugar
No tienen nada
Silencios vacíos que solo sirvieron para vivir vidas tristes y falsas
Vidas dañadas que dañaban
Y ahora se ha acercado el Sanador
Aquel que venda que cura que cuida
Vengan a El los confundidos
Los que no duermen
Los empesadillados
Los especuladores
Los de paraisos fiscales y cuentas truchas
Los comentaristas de redes sociales y
Francotiradores de corbata
Uds ahora tienen su chance
Abracen al Abrazador
Y bañados de nuevo humíllense ante los pobres
Y golpeados
Las raíces vuelven a crecer y no podrán cortarlas ni con sus máquinas ni tecnologías de logos frutales
Te recibimos cantando gozosos en fiesta
Oh Señor Señora de la Promesa.

Diario de Tierra Santa. NAZARET

Nazaret noche
                                                  Nazaret noche

Nazaret me pareció el lugar del diálogo. La tierra de la madre: María. Allí sentí paz, serenidad, acogida. Si bien es cierto uno solo ve pinceladas, trazos y jamás el cuadro completo cuando se “anda de paso”, la Basílica de la Anunciación se me reveló como un hogar. El hogar cualquiera de Jesús y su clan. El lugar ordinario de lo ordinario. La cotidianidad de Dios se transparentó en la casa de María. Todos los días de la “vida de todos los días” me tomó de la mano en Nazaret. Entré al vecindario de Dios y él me paseó por sus lugares de infancia: aquí jugaba con los amigos, aquí comprábamos el pan, aquí aprendía cosas nuevas, por aquí pasaba todos los días con mi mamá, aquí me enrabié por no poder partir lejos, aquí le ayudaba a mi papá…

nazaret

Basilica de la Anunciacion
                                             Basílica de la Anunciación

He aquí la sierva del Señor, que se haga como TU lo deseas

"He aqui la sierva del Señor, que se haga como tu lo deseas"
                                                               Sinagoga-Iglesia

La Sinagoga de Nazaret (Mateo 13, 53. Marcos 6,2. Lucas 4, 16) nos esperaba. Intacta. Aquella Sinagoga donde Jesús, como de costumbre, iba a rezar; aquella Sinagoga donde según el relato de Lucas, Jesús proclamó solemnemente la profecía de Isaías! (Is 61) Allí estabas sinagoga-Iglesia, esperándonos para volver a relucir, abriéndonos tus puertas humildes para permitirnos hacer el gesto de la Memoria y esta vez, sin escándalos, escuchar al Maestro y seguirlo.
La Sinagoga de Nazaret, la capilla de la villa donde Jesús aprendió a decir Abba.
La CEB de la esquina donde Jesús cantaba los Salmos de nostalgia por Sion.

SinagogaNazaret fue el rostro de la Madre de los mil rostros.
Nazaret fue entrar en la intimidad del hogar humano
Para respirar el soplo trinitario que suplicamos sedientos.
Nazaret fue, esta vez, lo abierto y la posibilidad del Emanuel
Entrando en nuestros hogares y periferias.
Dios donado en la rutina de una vida real.
Dios gestando los gestos de ternura
En los cinco eternos minutos.

Sinagoga de Nazaret
                                                       Sinagoga de Nazaret

Maria

 

Mil Rostros
                                                                                                                                            Mil Rostros